lunes, 9 de abril de 2012

En recuerdo de los fusilados de la Maestranza se instaura día del trabajador ferroviario.


El pasado 4 de abril de 2012 fue publicada en el diario oficial la ley que instaura el 6 de octubre como el día nacional del trabajador ferroviario. Esta iniciativa, impulsada especialmente por numerosas organizaciones de San Bernardo, es también un reconocimiento y homenaje para los once trabajadores ferroviarios de la Maestranza Central de esa ciudad, ejecutados un 6 de octubre de 1973 por personal de la Escuela de Infantería del Ejército en los cerros de Chena, en el marco de la estrategia de represión y violencia política aplicada por la dictadura militar de Pinochet contra las organizaciones de trabajadores.

“A los obreros no les llegaba tanto el bombardeo en La Moneda y la muerte de Allende, pero sí que les llegaba, y cómo, la muerte de once compañeros. Porque a ellos los tuvieron allí, en el taller mecánico, armando y desarmando la locomotora, limpiando y haciendo funcionar el motor; fueron sus compañeros, a quienes conocieron… Yo no sé, pero pareciera que los eligieron con pinzas para que fueran los mejores. Te doy el caso de Adiel Monsalve, ciclista seleccionado nacional en su época de joven y luego gran dirigente. Era de Carahue. La madre era soltera y lo único que tenía era a su hijo. Se volvió loca dando vueltas a la Escuela Infantería. Otro de los fusilados era Alfredo Acevedo Pereira. Yo lo tuve en mis brazos a ese cabro. Era un alma de dios. Se iba a casar y me pidió que yo fuera testigo. Pero lo mataron igual. Al Toro Oyarzún, gran jugador de Wanderers, querido por todo el mundo, lo mataron igual. Al Conejo González, un hombre dedicado a ayudar a los campesinos. Personas más buenas que el pan, pero las mataron igual. Por eso yo te digo, les impactó la muerte de Allende a los ferroviarios, pero en ese instante el dolor más fuerte era tener a sus compañeros muertos”.

Hernán Monge, ex dirigente del Consejo Obrero Ferroviario. Extracto de entrevista que se encuentra en edición.

Los once:

Roberto Segundo AVILA MARQUEZ, de 59 años, Pastor evangélico trabajador de la Maestranza San Bernardo de Ferrocarriles, militante del Partido Comunista. Se le detuvo el día 28 de septiembre en la madrugada, en su domicilio.

Alfredo ACEVEDO PEREIRA, de 27 años, trabajador de la Maestranza San Bernardo de Ferrocarriles, militante del Partido Comunista.

Hernán CHAMORRO MONARDES, de 29 años, trabajador de la Maestranza San Bernardo de Ferrocarriles, militante del Partido Comunista.

Arturo KOYK FREDES, de 48 años, trabajador de la Maestranza San Bernardo de Ferrocarriles, militante del Partido Comunista. Se le detuvo el día 28 de septiembre en la madrugada, en su domicilio.

Adiel MONSALVES MARTINEZ, de 41 años, trabajador de la Maestranza San Bernardo de Ferrocarriles, dirigente sindical, militante del Partido Comunista.

Pedro OYARZUN ZAMORANO, de 36 años, trabajador de la Maestranza San Bernardo de Ferrocarriles, dirigente sindical, militante del Partido Comunista

Raúl CASTRO CALDERA, de 23 años, trabajador de la Maestranza San Bernardo de Ferrocarriles, militante del Partido Comunista.

Manuel GONZALEZ VARGAS, de 46 años, trabajador de la Maestranza San Bernardo de Ferrocarriles, militante del Partido Comunista.

José MORALES ALVAREZ, de 31 años, trabajador de la Maestranza San Bernardo de Ferrocarriles, Vice Presidente del Consejo Obrero Ferroviario, militante del Partido Comunista.

Joel Guillermo SILVA OLIVA, de 37 años, trabajador de la Maestranza San Bernardo de Ferrocarriles, militante del Partido Comunista.

Ramón VIVANCO DIAZ, de 44 años, trabajador de la Maestranza San Bernardo de Ferrocarriles, militante del Partido Comunista.

lunes, 26 de diciembre de 2011

Revisa el video de la jornada en el Senado aquí

El 20 de diciembre de 2011 cumplió su primer trámite legislativo la iniciativa que pretende instalar el 6 de octubre como el día nacional del trabajador ferroviario en Chile. Este proyecto fue presentado por los Amigos del Parque Ferroviarios Mártires y la Agrupación Maipo Contigo y ahora deberá pasar a la Cámara de Diputados para que se transforme en ley.

El 6 de octubre de 1973, 11 trabajadores ferroviarios de la Maestranza de San Bernardo fueron fusilados en el Cerro Chena, un campo de concentración de la dictadura militar. Eran hombres y mujeres de entre 23 y 48 años, detenidos entre el 28 y 29 de septiembre de 1973, por militares de la Escuela de Infantería. Los crímenes fueron acreditados por la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación en febrero de 1991 y en el año 2008, el brigadier en retiro del Ejército, Víctor Raúl Pinto Pérez, fue condenado a 15 años de prisión por “secuestros y homicidios” por este caso.

Revisa el video que registra aquella jornada en el Senado y que además contiene imágenes inéditas de los trabajadores maestrancinos.

jueves, 9 de abril de 2009

Pabellones de la ex Maestranza San Bernardo fueron declarados Monumento Nacional


Más de 80 años de la historia industrial chilena fueron puestos en valor ayer, 8 de abril de 2009, cuando en su sesión ordinaria el Consejo de Monumentos Nacionales aprobó por unanimidad de los consejeros, la declaratoria como Monumento Nacional de los tres últimos edificios de la ex Maestranza de San Bernardo (correspondientes a los talleres de calderería, herrería y maestranza central), una placa de bronce recordatoria, la tornamesa y la portería original.

El secretario ejecutivo del CMN, Óscar Acuña, señaló: “La declaratoria de la Maestranza San Bernardo tiene que ver con un proceso de protección sistemática que ha tenido el Consejo de Monumentos Nacionales en relación al patrimonio ferroviario, especialmente en los últimos años; reflejado en el Ramal Talca-Constitución y la Maestranza San Eugenio, por ejemplo".

"Este caso concreto, es un ícono para todos los ferroviarios de nuestro país, que involucró a vecinos, ex ferroviarios, la Municipalidad de San Bernardo y autoridades provinciales. En definitiva, su declaratoria implica la protección de sus inmuebles, pero abre un tremendo desafío para el futuro: debemos buscar que la misma se traduzca en una puesta en valor del sitio y en un uso que permita rescatar la maestranza y, al mismo tiempo, que los actuales propietarios se sumen a este proceso”, agregó.

Los edificios puestos en valor corresponden arquitectónicamente a la empresa "Niles Bement & Pond C" y fueron construidos entre 1916 y 1920. Actualmente son propiedad de DISBSA (65%) y de EFE ( 35%).

Solicitó la protección, el Comité de Defensa Patrimonio Histórico Cultural Maestranza Central Ferrocarriles de San Bernardo, cuyo presidente es Guillermo Cruces Mendoza. Suscribieron y apoyaron la petición la Unión de Ferroviarios Jubilados y Montepiados del Ex-Consejo Obreros Maestranza Central San Bernardo; las Juntas Vecinales n° 34, 48, 51, 66, 59, 65, 40, 49, 47, 42, 52, 13-B y 50, y el Sindicato de Artesanos Independientes.

Este acontecimiento, además, es fruto de las múltiples gestiones que personas e instituciones -entre ellas, el Provincial Maipo del Colegio de Profesores- llevan adelante desde hace más de dos años, con el objetivo de rescatar aquella arquitectura industrial, reciclarla y ponerla al servicio de la ciudadanía. La declaratoria del CMN es un primer paso en este sentido.

Texto basado en la información disponible en la página del CMN: http://www.monumentos.cl/

viernes, 16 de mayo de 2008

"Los tiznados" llegan a la Quinta Normal

Del 17 de mayo hasta el 13 de julio estará abierta la exposición "Los tiznados. Rescate fotográfico de los trabajadores de la ex Maestranza Central de San Bernardo", que esta vez se exhibe en el Museo Ferroviario de la Quinta Normal.

En esta ocasión, a los organizadores de la muestra se suma el Comité de Defensa Histórico Cultural de la Maestranza de San Bernardo, una organización constituida recientemente por diferentes actores sociales y culturales de dicha comuna, cuyo objetivo es lograr la pronta recuperación de los tres pabellones del ex taller ferroviario que aún existen, dándoles un uso cultural y poniéndolos al servicio de la comunidad.

miércoles, 9 de abril de 2008

Juez dicta condena por caso “Maestranza”

Más abajo anotamos una información que va de la mano con la verdad y la justicia que muchos, personas y organizaciones, buscan desde hace décadas. Con especial cariño, saludamos a Claudio Quintanilla, quien nos avisó sobre esta noticia y quien ha sido un imprescindible colaborador con información para este blog.

En octubre pasado, el brigadier en retiro del Ejército, Víctor Raúl Pinto Pérez, recibió 15 años de prisión por los secuestros y homicidios de once trabajadores de la Maestranza de Ferrocarriles de San Bernardo, todos militantes del Partido Comunista.

El 1º de abril del presente año, el ex uniformado también fue condenado a diez años por su participación en el homicidio calificado del cabo reservista de la Escuela de Infantería de San Bernardo, René Martínez Aliste, ocurrido en diciembre de 1973, y antes ya había recibido condena por el asesinato de Tucapel Jiménez.

Tanto la resolución del caso Maestranza como la relativa al caso de Martínez Aliste, fueron adoptadas por el juez de la Corte de Apelaciones de San Miguel, Héctor Solís.

Según los informes oficiales, los trabajadores ferroviarios fueron detenidos el 28 de septiembre de 1973 por integrantes de la Dirección de Inteligencia del Ejército (DINE) y trasladados al centro de detención de Chena, donde fueron ejecutados el 6 de octubre de ese año.

Pinto Pérez, además, cumple actualmente una pena de ocho años de cárcel en el Penal Punta Peuco, una prisión construida para militares, por el asesinato del líder sindical Tucapel Jiménez, perpetrado el 25 de febrero de 1982 y en el que se le sindica como uno de los autores.

Fuentes: EFE, www.cooperativa.cl

lunes, 19 de noviembre de 2007

(No tan) breve cronología de un monumental taller ferroviario


- Hasta 1920 no existía una organización centralizada de las maestranzas de FF.CC en Chile. No había planificación nacional al respecto y cada una funcionaba como taller independiente. La descoordinación era evidente ante la diversidad de tipos de locomotoras y material rodante que adquirían en forma separada las distintas empresas que operaban en el sistema: privadas, mixtas y estatales. Se improvisaban repuestos y soluciones “chasquillas”. El hecho de que la Red Norte tuviera un riel de trocha (ancho de la vía férrea) de un metro y la Red Sur de 1.676, hacía que el material ferroviario fuera aún más diverso.

- En 1916 había cuatro maestranzas descentralizadas y cada una proponía sus soluciones. Ya en 1888 existían talleres en Valparaíso, Santiago, Concepción y Talca. Sus instalaciones y elementos de trabajo eran deficientes. Esto redundaba en un número excesivo de operarios y una larga espera para acceder a una reparación.

- En 1920 existían 619 locomotoras a vapor, 583 coches de pasajeros y 7026 carros de carga. Cada locomotora a vapor necesitaba una reparación parcial cada 120 mil kms. y una completa a los 240 mil. El trabajo de reparación y fabricación de piezas de locomotoras y carros era imprescindible.

- El 25 de febrero de 1913, de acuerdo al Decreto Supremo Nº 152, el Ministerio de Ferrocarriles aprobó las bases del concurso para proyectos de construcción de una Maestranza principal y cuatro auxiliares seccionales.

- El 25/4/13 el Presidente Ramón Barros Luco dictó el Decreto Supremo para este concurso. Según las bases, la Maestranza Central debía: reparar 500 locomotoras y ténderes de trocha de 1,676 mts. al año. Una gran reparación no debía demorar más de 60 o 90 días con una jornada diaria de 8 1/2 horas. Diariamente en reparación debían estar 50 coches y 400 carros.

- 1914. El primer premio del concurso lo ganó la empresa neoyorquina Niles Bement & Pond C. Su proyecto consideraba la construcción con estructuras metálicas de acero. Pero Chile no contaba con una industria siderúrgica desarrollada y debía importar este metal. Ello, sumado a que la I Guerra Mundial hizo que el acero quedara reservado a material bélico, encareció el costo del proyecto de la Maestranza y obligó a buscar una solución distinta para la construcción de los pabellones del taller ferroviario.

- Se separaron del proyecto original los edificios proyectados con acero estructural y se decidió levantar los pabellones con hormigón armado. En 1915, la Compañía Holandesa para Obras en Concreto Armado ganó la licitación para construir ocho pabellones. Serían 45 hás. en las que estarían los grandes pabellones, construcciones menores y patios de maniobra.

- Como antecedentes, la Cía. Holandesa acumulaba la construcción de los Tribunales de Justicia en Santiago (1905), del primer puente de hormigón armado en Viña del Mar (1912), de las imprentas y oficinas del Diario Ilustrado, del Banco de Tarapacá y Londres, de la Caja Hipotecaria, del Club Hípico y del Puente del Arzobispo sobre el río Mapocho.

- 29/12/14. Carlos Rogers vendió en 534.336 pesos las 121 hectáreas donde se instalaron los talleres y la población obrera. El gobierno de la época decidió comprar en San Bernardo por su cercanía con la línea troncal de FF.CC y el bajo precio de los terrenos. La construcción de la maestranza se hizo entre 1916 y 1920.

- Las labores comenzaron el 1/4/1920. En esa década llegó a ser la segunda más grande de Sudamérica, después de la de Remedios, Argentina. Con la aparición de esta maestranza cerraron los talleres de Valdivia y Temuco. Y los talleres de Concepción y Valparaíso dejaron de hacer reparaciones generales.

- La maestranza comenzó con 358 operarios y a fin de año ya tenía 789. Los primeros obreros fueron traídos desde los talleres de Valparaíso, Concepción, Temuco y Valdivia.

- En 1933 se da inicio a la Escuela de Aprendices, un lugar formador de futuros ferroviarios. Los postulantes salían elegidos de entre los hijos de los obreros. El ingreso era por concurso, con prueba. Esta escuela tenía capacidad para 60 alumnos. Se adquiría una especialidad durante dos años y luego había una práctica de uno. Según el reglamento, los postulantes a la escuela debían tener entre 15 y 21 años. Su jornada era igual a la de un obrero y recibían un pago menor por el trabajo realizado. Tenían dos horas de teoría y luego trabajo de taller. Luego de cumplidos los estudios, los alumnos podían ser asignados a cualquier maestranza a lo largo del país.

- Según Besoaín, en 1942 se realiza la construcción de la primera locomotora hecha íntegramente en el país. Una locomotora de trocha de un metro. El objetivo fue ocupar al máximo los materiales nacionales importando sólo los elementos patentados que no se podían hacer en Chile: frenos de aire, lubricación, llantas, ejes. Se llamó locomotora tipo W “Presidente Ríos”, por Juan Antonio Ríos. Su construcción demoró sólo cuatro meses y fue vista como una prueba de eficiencia del taller.

- En 1944 se construyeron otras seis locomotoras del tipo W para la Red Central Norte, ante la dificultad de importar máquinas en el contexto de la II Guerra Mundial. Estas fueron las locomotoras 3558 (“Mikado”), 3559, 3560, 3561, 3562, 3563. Actualmente, al parecer, están todas desmanteladas.

- 1945. Se realiza la construcción de una planta siderúrgica al interior de la maestranza ante la falta de acero producto de la II Guerra Mundial.

- En 1969, en la Maestranza Central ya se realizan reparaciones generales de locomotoras diesel para la Red Norte y Sur, y se proyecta reparar aquí las locomotoras eléctricas.

- La Maestranza llegó a funcionar con cerca de dos mil trabajadores para sus labores diarias. Los maestrancinos, además de dar vida al taller, animaban también las actividades de la ciudad con el Orfeón Ferroviario, los conjuntos folclóricos, el Club Deportivo (que tenía ramas de fútbol, básquetbol y rayuela) y la existencia del estadio Maestranza. Además, eran características las celebraciones del 18 y el 18 chico (octubre). Cada taller decoraba su sección para recibir a familiares y visitas. Junto con ello, en los años 60, a través de la organización del Consejo Obrero, los maestrancinos aportarían a San Bernardo el primer recinto deportivo bajo techo de la ciudad, el gimnasio Ferroviario.

El cierre

- Ya en la década de los cincuenta la locomotora a vapor comenzó a ser reemplazada por las máquinas diesel y eléctricas. Una de las razones del cierre posterior de la Maestranza dice relación con esto, además de la progresiva disminución del aporte estatal al desarrollo de FF.CC durante la dictadura militar de Pinochet (en 1979 se suprime definitivamente el aporte estatal a FF.CC del Estado) y el cierre de los ramales (las líneas secundarias de la red que funcionaban preferentemente con máquinas a vapor).

- En 1967, las reparaciones de las locomotoras a vapor en la Maestranza disminuyeron a la mitad hasta llegar a 90 reparaciones anuales. En este año, sin embargo, se hicieron también reparaciones a once locomotoras diesel, aunque la infraestructura del taller estaba pensada para reparar locomotoras a vapor.

- El 1/10/73 se dicta el Decreto Ley Nº 64 que declaró que FF.CC del Estado pasaba a una etapa de reorganización y que todos sus funcionarios quedaban en calidad de interinos.

- Luego del golpe, entre el 10/12/73 y el 30/12/74 se exonera por decreto a un total de 570 funcionarios de FF.CC. A esto se unen la persecución política y la represión directa contra trabajadores. Según constata el Informe Rettig, el 28/9/73 nueve maestrancinos fueron detenidos en sus lugares de trabajo y llevados al cerro Chena, a los que más tarde se sumaron otros dos, detenidos en sus casas. El 6/10/73 fueron ejecutados los once en el mencionado cerro.

- Entre 1974 y 1979, la dotación de trabajadores de FF.CC se redujo de 25 mil 690 a 13 mil 81. Una reducción del 49,1 por ciento. En los talleres y maestranzas la reducción fue mayor: 54,8.

- La jubilación o retiro anticipado de muchos trabajadores que se practicó durante la dictadura, supuestamente para reducir costos, obligó al Estado a pagar grandes sumas en desahucio e indemnizaciones extraordinarias, lo que terminó siendo más caro que la cobertura ordinaria para el pago de sueldos que FF.CC debía hacer para el personal que aún seguía trabajando.

- En 1984, y como sucedió con muchos otros bienes de FF.CC, se hipoteca la Maestranza de San Bernardo para conseguir créditos que permitan paliar sus deudas.

- Una vez reinstalado el sistema democrático en Chile (1990), los trabajadores ferroviarios prepararon una completa propuesta para recuperar la empresa, lo que incluía la rearticulación de la Maestranza de San Bernardo. Esta propuesta finalmente no fue acogida por el gobierno de Aylwin.

- En 1994, cuando FF.CC del Estado ya había pasado a llamarse EFE (1986), se anuncia la remodelación de la Maestranza Central, que pasa de 45 a 10 hectáreas de terreno. Se conservan los pabellones Central, Calderería, Herrería, la casa de administración y la zona de almacenes.

- En 1995 se produce el cese definitivo de los trabajos. A las razones antes dadas para el cierre (cambio en tecnología de trenes, cierre de ramales y disminución del Aporte Fiscal a EFE), se suma el auge del transporte caminero y la venta de la Red Norte a privados. La empresa particular que pasa a controlar el transporte de carga cuenta con un sistema propio para la mantención de sus máquinas.

- Ante esta situación y el crítico estado financiero que arrastraba EFE desde hacía años, se optó por mantener la maestranza de San Eugenio, que era más pequeña y estaba más cercana a Estación Central.

- Tanto Ramírez como Thomson mencionan que una de las razones de la declinación del transporte ferroviario luego de 1973, fue la competencia injusta que éste tuvo que enfrentar cuando se le pidió autofinanciarse como empresa, ya que, por su lado, el transporte camionero siguió recibiendo subvención efectiva del Estado, le fueron condenadas deudas y se le cobraron peajes bajísimos por el uso de las redes viales.

El valor patrimonial de la Maestranza Central

- Según los arquitectos Carolina Espinoza y Esteban López, quienes desarrollaron el estudio Seminario de Historia “Maestranza de San Bernardo”, en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Chile, este taller ferroviario representa un hito en la arquitectura industrial en Chile debido al sistema constructivo con el que se levantó: hormigón armado.

- Los edificios de la maestranza se basan en el estilo arquitectónico denominado Art Decó. Sus postulados son la simplificación de las formas: superficies lisas, juegos de planos que dan luces y sombras a los volúmenes, geometrización de las formas a través de líneas y curvas, junto con escalamientos de grecas y frisos como ornamentación. Sobre estos conceptos, el uso de hormigón armado como sistema monolítico de construcción resulta idóneo.

- En la Maestranza Central, el tratamiento de las fachadas expresa la arquitectura del edificio. En materia de composición, se dan juegos de luz y sombra por el tratamiento del hormigón y el palillaje de las ventanas permite reducir la escala de los pabellones.

- En un comienzo se proyectaron ocho pabellones: Pabellón Central (o de Locomotoras), Taller de Fundición, de Herrería, Carpintería y Modelos, Almacén General, Planta Pulverizadora de Carbón, Taller de Repuestos Elaborados, Taller Reparación de Tubos de Humos.

- El Pabellón Central (aún en pie) está compuesto por cinco naves. Mide 85,34 mts x 187,50, es decir, 16 mil 380 m2. Aquí estaban las grúas que se movían en la parte alta de los pabellones (que trasladaban los trenes al interior del taller) y las fosas del taller de Armaduría. Por aquí pasaban cerca de 250 locomotoras al año.

- Taller de Calderería (dos naves). Aún en pie. Inaugurado en 1950. No fue construido por la Compañía Holandesa. Su fachada es más pobre que las demás. Tomó la reparación y fabricación de calderos que antes se hacían en el Pabellón Central.

- Taller de Herrería (dos naves). Aún en pie. Está hecho con arcos parabólicos. En él se disponían martinetes de hasta 2 mil 700 kilos de capacidad. Su función era golpear las piezas de fierro al rojo y moldearlas. Aquí se realizaban trabajos de forja, estampado, reparación de resortes de locomotoras, fabricación de bielas. Es uno de los pabellones de mayor riqueza arquitectónica.

El abandono

- 18/8/94 La Dirección de Arquitectura del MOP realizó un informe “La Maestranza Central de San Bernardo. Fundamentos para una declaratoria de Monumento Nacional”. Aquí se proponía la conservación de un polígono de 13 hectáreas conformado por el Pabellón Central, los talleres de Herrería, Calderería, Carpintería y otros menores.

- El 25/10/94 la Dirección de Arquitectura solicita al Consejo de Monumentos Nacionales que declare a la Maestranza como Monumento Nacional en calidad de Monumento Histórico. El 25/11/94 el Consejo emite un oficio en este sentido al Ministerio de Educación, pero EFE se negó a la declaratoria de Monumento Nacional.

- El 4/4/95 El Gerente General de EFE, Enrique Méndez Velásquez, por medio de una carta, expone las razones de la negativa: la venta de la maestranza permite una ineludible entrada fresca de plata para mejorar el crítico sistema ferroviario. Méndez dice, además, mostrando su desconocimiento de la ley de monumentos, que no hay dinero para mantener a la Maestranza “como una reliquia”.

- 29/3/95 El consorcio chileno-malasio Sur Sur (junto con la filial inmobiliaria de EFE, Nueva Vía) se adjudicó la licitación de los terrenos de la Maestranza, licitación que exigía que el proyecto que se presentara integrara la conservación de los talleres Central, Calderería y Herrería, proponiendo un nuevo uso para esas edificaciones. El consorcio estuvo integrado por: Malaysia South South Corporation (50%), IJM Corporation Berhard (25%), Besalco (25%). De las casi 50 hectáreas de la Maestranza, 40 fueron utilizadas para mil 800 viviendas y 800 departamentos. Y de los 20 talleres permanecieron tres. Las bases de licitación, en el punto 1.4, letra c), dicen que la empresa que se adjudique la licitación se compromete a respetar una eventual declaratoria de Monumento Histórico de estos tres talleres, una vez que se reacondicionen.

- Según el proyecto original, el Pabellón Central debía transformarse en un centro comercial, el Taller de Herrería en un centro deportivo y el de Calderería en un museo ferroviario. Además, las Oficinas de Administración debían transformarse en un centro de formación técnica. Todo esto se complementaría con un supermercado, una iglesia y una estación de Metrotren. El costo de todo el proyecto ascendía a US$ 75 millones.

- El 25/09/96, diversos compromisos adoptaron las partes involucradas, muchos de los cuales no se cumplieron:

MINVU (SERVIU)
Proyecto y construcción de pavimentación Av. Eucaliptus y Av. Almte. Riveros (Ejecutado)
Financiamiento paso desnivel Av. San José (Sin ejecutar)
Declaración de Zona de Renovación Urbana en área del proyecto (Ejecutado)

MUNICIPALIDAD DE SAN BERNARDO
Luminarias y áreas verdes de Av. Eucaliptus y Av. Almte. Riveros (Ejecutado)
Semaforización y señalización de principales vías de acceso al conjunto (Ejecutado)

EFE
Aprobación de proyectos y permisos para paso desnivel Av. San José y Av. Almte Riveros – Av. Eucaliptus (Ejecutado)
Construcción de Estación Maestranza de Metrotren y prestación de servicios (Ejecutado)
Habilitación y operación de Museo Ferroviario al interior del proyecto (Sin ejecutar)

DISBSA, Empresa Desarrollo Inmobiliario de San Bernardo S.A.
Desarrollo y ejecución proyecto habitacional “Barrio Oriente Maestranza San Bernardo” (Ejecutado)
Proyecto y construcción paso desnivel de Av. Eucaliptus con Almte. Riveros (Ejecutado)
Construcción y reciclaje del Museo Ferroviario (Sin ejecutar)
Construcción de Centro Comercial (Sin ejecutar)
Construcción de centro deportivo cubierto (Sin ejecutar)
Aporte de terrenos para construcción de estación Metrotren (Ejecutado)

Hoy, los tres pabellones siguen esperando su reciclaje y refuncionalización, sin otra protección legal más que el Plan Regulador Comunal.

Bibliografía consultada:

BESOAÍN, Raúl (1993). Historia de la ciudad de San Bernardo. Santiago de Chile: Publicopra.

ESPINOZA, Carolina; LÓPEZ, Esteban (1997). Seminario de Historia: “Maestranza de San Bernardo”. Santiago de Chile: Tesis disponible en la Biblioteca del Departamento de Historia de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Chile.

RAMÍREZ, Apolonia (1993). Empresa de FFCC del Estado: un caso de privatización en democracia. Santiago de Chile: Ediciones Janequeo.

THOMSON, Ian; DIETRICH, Angerstein (2000). Historia del Ferrocarril en Chile. Santiago de Chile: Dibam.

FFCC DEL ESTADO (1945). La Maestranza de San Bernardo. 25 años. 1920 – 1945. Santiago de Chile: Secretaría de Prensa de la Dirección General de los FFCC del Estado de Chile.

CASA DE LA CULTURA DE SAN BERNARDO (1995). Vida y anécdotas de la Maestranza de San Bernardo. Santiago de Chile: editado por Diseño (Comunicación Gráfica); documento auspiciado por el Ministerio Secretaría General de Gobierno.

PIWONKA, Nicolás; PIZARRO, Mónica (1997). Maestranza Central San Bernardo 1920 – 1997. Un poco de historia. Santiago de Chile: Desarrollo inmobiliario de San Bernardo.

THOMSON, Ian (2000). Historia de Ferrocarril en Chile. Santiago de Chile: Dibam.

En audiencia pública se discutirá el destino de los pabellones de la ex Maestranza Central de FFCC


De las audiencias públicas y la oficina de reclamos
"Cada municipalidad deberá regular en la ordenanza municipal de participación a que se refiere el artículo 93 las audiencias públicas por medio de las cuales el alcalde y el concejo conocerán acerca de las materias que estimen de interés comunal, como asimismo las que no menos de cien ciudadanos de la comuna les planteen..."
Artículo 97 - Ley orgánica constitucional de municipalidades.


Este martes 20 de noviembre, a las 18 horas, se realizará una audiencia pública en la Municipalidad de San Bernardo, con la intención de revisar la situación de los tres pabellones de la ex Maestranza Central que se encuentran abandonados a un costado de la villa Maestranza, en el sector oriente de la ciudad.

A la cita se espera que concurran los vecinos del sector, muchos de los cuales se sienten directamente afectados por el abandono que sufre hoy esta valiosa arquitectura industrial, la que, según cuentan, se ha convertido en foco de suciedad y delincuencia. Además, estarán presentes otros actores locales, como ex ferroviarios, dirigentes gremiales y de organizaciones de base. Se espera que también estén presentes representantes de la empresa DISBSA, dueña de los terrenos en que se emplazan las tres monumentales naves de concreto.

Será interesante, entonces, conocer tanto la postura de DISBSA como de las autoridades municipales, sobre todo cuando los rumores apuntan a que la intención de la empresa privada es la pronta demolición de los pabellones y su reemplazo por más casas y departamentos.

Cabe recordar que a principios de los noventa, cuando EFE licitó la construcción de un proyecto inmobiliario en las 47 hectáreas de terreno que ocupaba la desaparecida Maestranza Central, la firma privada que ganó la licitación (en la que predominaban capitales malasios), lo hizo a partir de un proyecto que se consideró valioso por cuanto proponía el reciclaje de los tres pabellones que hoy están abandonados. En su interior, se dijo entonces, serían habilitados diversos servicios dirigidos a los habitantes del sector y a toda la comunidad sanbernardina. Pero, como ya sabemos, nada de eso ha pasado hasta el momento.


martes, 13 de noviembre de 2007

¿Cómo reconvertir arquitectura industrial?


No hay política sin ciudad,
no hay realidad de la historia
sin la historia de la ciudad.
La ciudad es la forma suprema de la historia.

Paul Virilio

En países como el nuestro, la desidia y la falta de imaginación de quienes nos gobiernan, además de los poderosos intereses privados y la pasividad de la ciudadanía, suelen ganarle a la ciudad y su historia, a la riqueza de su paisaje urbano; son las principales causas para echar abajo arquitectura con valor patrimonial y constituyen el perfecto campo en el que un discurso seudo modernizante, irracional, acelerado e histérico, cosecha sus frutos diaramente.

Pero no en todas partes del mundo pasa igual. Más abajo entregamos un dato de una antigua fábrica que está siendo reconvertida en un centro productivo, educacional y cultural. Un proyecto de largo plazo en el que están comprometidos los sectores público y privado, además de la sociedad civil.


http://www.fabricadelesarts.cat/


Roca Umbert Fàbrica de les Arts es un proyecto del Ayuntamiento de Granollers, España, diseñado para reconvertir una antigua fábrica textil, la Roca Umbert, en un centro cultural público con vocación local y supra municipal que ofrecerá servicios para los sectores artístico, comunicativo y tecnológico. Su sitio en Internet tiene una interfaz gráfica interactiva y didáctica. Destaca aquí un plano del proyecto arquitectónico que, por medio de colores, diferencia las instalaciones de acuerdo a su nivel de avance: en funcionamiento, en construcción y en proyecto. El sitio, además, ofrece un canal de información llamado Fábricas del Mundo, que describe otras experiencias similares de reciclaje cultural aplicado a industrias.


lunes, 8 de octubre de 2007

En San Bernardo y Valparaíso recuerdan a los maestrancinos asesinados en octubre del '73


"Hasta esta Maestranza, orgullo de San Bernardo, tan ligada a la historia de sus familias, de mi familia, la misma que había visto florecer un movimiento sindical poderoso y un desarrollo industrial vinculado a técnicos y trabajadores chilenos y, además, parte importante de la evolución democrática de nuestro país, penetró el 28 de septiembre de 1973 un numeroso grupo de uniformados fuertemente armados, quienes procedieron a arrestar a nueve trabajadores, a los cuales se sumaron otros dos detenidos en sus propias casas. Jamás el otrora poderoso sindicato de la Maestranza de Ferrocarriles de San Bernardo, ni la Empresa misma, habían sido víctimas de un vejamen semejante. Era como si la historia de la Empresa y de sus trabajadores, siempre digna y ascendente, se hubiera quebrado de un día para otro, y el destino de aquel lugar se incorporara tristemente a la vorágine de los tiempos que recién comenzaban".
Andrés Aylwin,
en Simplemente lo que vi (1973 - 1990).

Dos actos de homenaje en recuerdo de los once trabajadores ferroviarios de la Maestranza Central de San Bernardo, ejecutados en el Cerro Chena en 1973, fueron realizados los días 6 y 7 de octubre de 2007, en Valparaíso y San Bernardo, respectivamente.

En Valparaíso, el lugar elegido para el encuentro fue el Centro de Extensión del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, donde hoy se exhibe (y hasta el 12 de octubre) la exposición "Los tiznados: rescate fotográfico de los trabajadores de la ex Maestranza Central".

El acto contó con la presencia de familiares y amigos de aquellas víctimas de la dictadura militar. Estuvo presente Marina Riveros, viuda de Pedro Oyarzún, uno de los once ejecutados, y los hermanos del mismo. Cabe destacar que Pedro Oyarzún aparece en una de las fotografías que conforman la exposición Los tiznados.

El domingo 7 de octubre, en tanto, el acto se llevó a cabo en la Plazoleta de la Estación de Ferrocarriles de San Bernardo, donde se encuentra emplazado un monolito que recuerda a los once ferroviarios, y contó con la presencia de autoridades, dirigentes sindicales, familiares y amigos de los maestrancinos asesinados.


Claudio Quintanilla (en la foto), hijastro de Arturo Koyc (otro de los ferroviarios víctimas de la represión militar), cerró el encuentro llamando a todos los presentes a luchar por mantener vivos en la memoria colectiva de los sanberbardinos a los trabajadores ejecutados.

Un punto en común de casi todos los discursos que se pronunciaron, como el del ex diputado Andrés Aylwin y el del presidente del Provincial Maipo del Colegio de Profesores, Nelson Morales, dijo relación con el rescate de los tres galpones de la Maestranza que todavía están en pie, tanto en memoria de los trabajadores ferroviarios como en beneficio de la riqueza patrimonial de la ciudad. El único discurso que omitió este tema fue el que pronunció la alcaldesa de San Bernardo, Orfelina Bustos.

viernes, 21 de septiembre de 2007

"Los tiznados" en la prensa nacional

A continuación anotamos los artículos de prensa que se han publicado sobre la exposición "Los tiznados: rescate fotográfico de los trabajadores de la ex Maestranza Central", abierta desde el 14 de septiembre y hasta el 12 de octubre en el Centro de Extensión del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.

- Las Últimas Noticias, 24/09/07:

- El Mercurio de Valparaíso, 20/09/07: "Fotografía social revisa la historia"

- La Tercera, 16/09/07:

- Sitio web del CNCA, 14/09/07:
"Rieles, acero y sudor: Fotografía social en Centro de Extensión del CNCA"

- La Estrella de Valparaíso, 14/09/07:

Inaugurada exposición en el CNCA

Con la presencia de más de cien personas, se llevó a cabo este viernes 14 de septiembre la inauguración de la exposición "Los tiznados: rescate fotográfico de los trabajadores de la ex Maestranza Central", en el hall central del edificio del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), ubicado en Plaza Sotomayor 233, Valparaíso.

En la ocasión, tomó la palabra la jefa del Departamento de Ciudadanía y Cultura del CNCA, Loreto Bravo, quien destacó la exposición por su valor documental, afirmando además lo significativo que resulta el título "Los tiznados", pues pone el acento de la muestra sobre las personas que dieron vida al taller ferroviario: "Sin las que nada hubiese sido posible", sostuvo.


A continuación, en nombre de los organizadores de la muestra, se dirigió al público el presidente del Provincial Maipo del Colegio de Profesores de Chile, Nelson Morales Pastén (en la foto), quien destacó la importancia de los trabajadores que laboraban en la ex Maestranza, tanto para el progreso industrial del país como para el desarrollo de la ciudad de San Bernardo. Morales, además, afirmó que la desaparición de este monumental taller ferroviario se debió tanto a la pésima gestión de Ferrocarriles del Estado por parte de la dictadura militar como a la desidia frente al tema que mostró el gobierno democrático que le sucedió.

Morales afirmó que la exposición "Los tiznados" no se realiza por simple nostalgia: "Es un viaje al recuerdo y a las raíces del trabajador ferroviario, a la ciudad de San Bernardo, a la Maestranza de Ferrocarriles, para llegar a la estación del compromiso, la de rescatar lo que aún queda como testimonio histórico de un pasado glorioso de los profesionales, técnicos y obreros de nuestra patria, quienes desde los trenes, estaciones, maestranzas y talleres hicieron grande a Chile con sus manos, su inteligencia, su sudor e incluso, su sangre”, afirmó.

Para finalizar, tomó la palabra Guillermo Cruces Mendoza, ex ferroviario y ex dirigente sindical de los maestrancinos, quien, entre otras cosas, recordó la gran cantidad de maquinarias que tenía la Maestranza y los valiosos servicios que prestaba, y cómo ello, dramáticamente, "desapareció de la noche a la mañana".


Cruces recordó las promesas incumplidas que hiciera a principios de los años noventa el entonces Presidente de la República, Patricio Aylwin Azócar, relativas a la recuperación de la Maestranza y a la continuidad de su funcionamiento, cuestión que finalmente no ocurrió. Así también, dijo que en esos momentos a los ferroviarios les faltó "ser más activos, estar más atentos" para impedir el cierre del taller.

El ex dirigente del Consejo Obrero Ferroviario hizo especial mención a los once maestrancinos ejecutados por la dictadura militar en octubre de 1973, afirmando que fueron asesinados vilmente "por el sólo hecho de pensar distinto".

Por último, Cruces abogó por el rescate de los pabellones que aún quedan como vestigios de lo que fue la Maestranza Central, llamando a las autoridades pertinentes a que trabajen por su pronta recuperación.

jueves, 13 de septiembre de 2007

Texto del tríptico de la exposición "Los tiznados"

De la motivación inicial
Pensando en el territorio como una superficie en la que se van superponiendo diversas capas a medida que se modifican las coordenadas económicas, políticas y sociales que determinan su uso, la exposición “Los tiznados” surge a partir de la inquietud que genera la aparición de un proyecto inmobiliario residencial en el lugar que antes ocupó la Maestranza Central de Ferrocarriles de San Bernardo.

Dicho taller ferroviario fue el segundo más grande de Sudamérica y, durante su etapa más activa, congregó a más de dos mil obreros para las jornadas diarias de trabajo. Fue inaugurado en 1920 y ya en los años cuarenta tuvo su consolidación definitiva como polo de desarrollo industrial, cuando, en conjunto con las labores propias de reparación de locomotoras, se abocó al armado y construcción de las mismas.

La ciudad de San Bernardo tuvo en la Maestranza a su principal motor de actividad y desarrollo durante el siglo XX, y no sólo en el sentido industrial, sino también social y cultural. Al laborar allí un alto número de trabajadores, las rutinas diarias de éstos, como alimentarse a la hora del almuerzo, involucraban de una u otra forma al grueso de la población de la ciudad. Junto con ello, las actividades recreativas y artísticas desarrolladas por los obreros, además de sus luchas sindicales, tejieron una poderosa trama de relaciones entre ellos y el resto de los habitantes de la zona.

Todo aquello, sin embargo, hoy permanece en la memoria de sólo unos cuantos. En poco más de diez años, tanto a la arquitectura fabril como a los recuerdos de la actividad obrera, se les ha ido superponiendo vertiginosamente una nueva capa urbana. De los más de 20 talleres especializados en labores ferroviarias, desplegados en casi 50 hectáreas de terreno, sólo tres galpones aún quedan en pie. A fines de los años noventa, un exitoso proyecto residencial se levantó sobre el mismo suelo, poblándolo aceleradamente. Hoy, muchos de los nuevos habitantes -matrimonios y parejas profesionales jóvenes, familias enteras que migraron de comunas aledañas- desconocen tanto la historia del lugar como las múltiples historias de vida que allí se construyeron.

Es esta rápida desaparición de la Maestranza Central, sabiendo lo protagónica que fue para el desarrollo industrial del país y para la vida política, económica, social y cultural de una ciudad como San Bernardo, lo que vuelve a poner en crisis una cuestión tan compleja como la identidad local y sus posibles referentes históricos. Por lo demás, dicha crisis, ya lo sabemos, la comparten hoy decenas de ciudades a lo largo de todo Chile, cada cual golpeada por su propia vorágine modernizadora.


En este sentido, el caso de San Bernardo es paradigmático, sobre todo cuando el lugar analizado es una periferia metropolitana. Esto, porque la desaparición de la Maestranza y el actual abandono de lo que queda de ella, confirman la recurrente anulación simbólica que sufren las ciudades que rodean al centro. En ellas parece que nunca pasa nada, que nunca pasó, que allí sólo se duerme.


Ciudades como San Bernardo, ¿pueden ser algo más que periferia? ¿Lo fueron alguna vez? ¿Y cómo saberlo? ¿Se conserva algún dato –un fragmento de paisaje arquitectónico, por ejemplo- que permita recordar un pasado protagónico? ¿O todo se desvanece en el aire?

De la exposición
El objetivo de esta exposición es aportar en el rescate de aquellos datos y relatos que, por su carga documental, ayuden a dimensionar lo que ocurrió en la ex Maestranza Central de Ferrocarriles.

¿Por qué cesaron las labores allí? ¿Cómo llegó a transformarse en lo que hoy día es? ¿Cuáles fueron los hitos históricos que marcaron su quehacer? ¿Quiénes eran los maestrancinos? ¿Cuáles eran las labores que realizaban? ¿Cómo se relacionaban este lugar, sus obreros y actividades con el resto de la ciudad? ¿Qué lugar puede ocupar la ex Maestranza y sus trabajadores en la memoria colectiva del país?


Ante tales preguntas, la exposición “Los tiznados”, desde la fotografía, sugiere algunas respuestas, apoyándose en la capacidad discursiva de la imagen fotográfica. La muestra está conformada por una treintena de imágenes que retratan el quehacer del ex taller, describiendo sus galpones, maquinarias y, sobre todo, a quienes trabajaban allí.

Ahora bien, la riqueza de las fotos no sólo radica en su carácter documental, sino también en su proveniencia, ya que se trata de un álbum que se ha ido armando sobre la base de diversos aportes. Entre ellos, los de Guillermo Cruces, ex maestrancino y dirigente sindical ferroviario, y César Disi, fotógrafo y habitante de San Bernardo, quien fue alumno de la Escuela de Aprendices de la desaparecida Maestranza.


Con las valiosas contribuciones de ellos y otras muchas que se han ido sumando en el recorrido de esta exposición, todas de manera desinteresada, queda en evidencia la valoración que el antiguo habitante de la ciudad le otorga al tema. En términos simbólicos, acaso lo que más valoren aquellos que aportaron las fotografías, es el evidente peso de la historia que éstas cargan.

Junto con ello, el Provincial Maipo del Colegio de Profesores, el gestor principal de esta exposición, está convencido de que en las imágenes de “Los tiznados” habría quedado impregnada una parte cualitativamente importante de la historia social de nuestro país, con resonancias para el presente.


Y de alguna forma, diríamos, al ver las fotografías, al intentar desentrañar su relato, lo que resuena hoy en ellas son realidades casi extintas: el protagonismo histórico de la clase trabajadora, la dimensión empresarial del Estado y un tejido social que se construye apoyado en el trabajo diario y en la ciudad donde éste se desenvuelve.

Pablo Morales Arias, septiembre de 2007.

miércoles, 5 de septiembre de 2007

Exposición "Los tiznados" en el CNCA


"Los Tiznados: rescate fotográfico de los trabajadores de la ex Maestranza Central", es el título de la exposición que se inaugura el viernes 14 de septiembre a las 12 horas en el edificio institucional del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, ubicado en Plaza Sotomayor 233, Valparaíso.

Ésta es una más de las acciones que se están organizando para poner en la mira de las autoridades pertinentes y de la opinión pública en general, el tema del rescate y urgente recuperación de los tres pabellones que quedan de la ex Maestranza de Ferrocarriles de San Bernardo. Antes, en mayo de 2007, ya hubo una exposición similar, titulada "Tiempo de trenes", en el salón Nemesio Antúnez de la Gobernación Provincial de Maipo.

La muestra en el CNCA permanecerá abierta hasta el 12 de octubre.

Organiza la exposición:
Colegio de Profesores de Chile A. G. Provincial Maipo
Centro de Extensión del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes

Producción y Edición General:
Colegio de Profesores de Chile A. G. Provincial Maipo

Asistente de Edición:
Pablo Morales Arias

Esta exposición ha sido posible gracias a la colaboración de:
Guillermo Cruces Mendoza, César Disi Avendaño, Marcelo Jara Santibáñez, Claudio Quintanilla, Claudina Campos, Hernán Arratia, Manuel Rodríguez, Fernando Lizana, Ernesto Vogel, Hernán Monge, Oscar Urquejo y Matías Fuentes, entre otros.

Agradecimientos:
A todos quienes de una u otra manera se han vinculado con los organizadores para aportar a este proyecto.